Los Audios de los Otros. Micrófonos ocultos del Chavismo.

¿Poner micrófonos ocultos en las casas de los dirigentes políticos, diputados, sindicalistas, alcaldes y gobernadores? ¿Tan bajo ha caído el Chavismo? La respuesta es sí. Y con el caso reciente de la diputada de la MUD, María Corina Machado, donde flagrantemente, según lo denunciado por ella misma, algún ente próximo o por lo menos mercenario al alto oficialismo ha recogido mediante algún sofisticado equipamiento tecnológico una conversación de la diputada con el reconocido historiador Germán Carrera Damas, así lo ha demostrado.

Según palabras de Machado, esta conversación habría durado más de dos horas y se habría realizado dentro de la biblioteca del despacho personal del domicilio del historiador, por lo cual lo presentado por los patanes indecentes de Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas y Ernesto Villegas, ministro de incomunicación, desinformación y propaganda del régimen, no serían más que extractos copiados, pegados, ultrajados y tergiversados de las palabras que Machado habría tenido con Carrera en privado.

Sin embargo, lo más grave no es esto. Supongamos que sí, que la cosa fue como los adinerados burgueses de Rodríguez y Villegas lo habrían propuesto. Que una diputada a la Asamblea Nacional haya comentado con un profesor (según Machado, Carrera Damas habría sido profesor suyo) en privado, en uno de los aposentos de los implicados que no estaba de acuerdo en la manera como Ramón G. Aveledo, secretario general de la opositora MUD estaba conduciendo las riendas en el aspecto internacional del conflicto venezolano, no consiste de ninguna manera ni en un crimen ni en una razón para haber sido profanada de esa manera.

Yo no lo digo porque guarde algún tipo de empatía con esta diputada, la cual hasta hace muy poco reconozco que me resultaba intragable. El auténtico problema aquí radica, sin duda, en el hecho, de que algún agente (¿cubano?) haya podido penetrar en el domicilio de Carrera Damas, y como en las mejores películas hollywoodenses microfonear el recinto, escuchar la conversación, cortar y recortar lo que mejor les pareciera y luego exponerlo al mundo así sin más.

¡Cómo si conversar en privado en tu casa y comentar los desacuerdos que se tengan con la gestión de sus líderes en X ó Y renglón fuera un delito! Lo que sí que constituye un delito en cualquier sociedad del siglo XXI, es violentar el hogar de un profesor universitario, debido a que previamente los esbirros del PSUV habrían tenido algún “tubazo” de que se reuniría allí con María Machado. Delito tendría que ser publicar sin el consentimiento explícito de la diputada y además realizando un conveniente corta-pega de la conversación privada que se tuvo. Recuerdo hace muy poco, el caso de las escuchas ilegales en los tabloides británicos “The Sun” y “News of the World” del magnate australiano Rupert Murdoch, donde todos los principales culpables fueron llevados ante la justicia inglesa, cuando mínimo a testificar y a pedir perdón por tan baja estrategia.

Es sumamente preocupante entonces los extremos a los que son capaces de llegar las bestias salvajes del chavismo por conservar su cómoda cuota de poder, el cual en este preciso momento no pudieran ostentar estando en un país donde la justicia y el organismo electoral no hubieran sido secuestrados. Al enterarme de esta noticia, enseguida vino a mi mente la película alemana “La Vida de los Otros” de Florian Henckel von Donnersmarck (2006), donde se puede apreciar todo el control ejercido por la Stasi, policía política del régimen totalitario de la Alemania Oriental comunista y la asfixiante vigilancia ejercida sobre los círculos intelectuales de la época mediante escuchas ilegales en sus domicilios.

Los venezolanos que aún no hayan visto esta película se las recomiendo encarecidamente, ya que no me cabe la menor duda, de que el gobierno chavista, asesorado por las altas esferas de las inteligencias cubanas e iraníes, tienen planificadas muchísimas otras nuevas escuchas a todo tipo de activistas y dirigentes de oposición. La amenaza del “1984” de George Orwell, pero al estilo “mamarracho chavista”, sigue cerniéndose sobre nosotros. Esto no hará sino complicar el ya dificilísimo trabajo de la oposición democrática que ahora incluso deberá dudar hasta de las paredes donde se reúna, gracias a las bajezas mentales y morales de los Hermanos Castro, de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Elías Jaua y demás escorias humanas inescrupulosas y embriagadas de poder autocrático.

Y es que como la propia diputada Machado dice, que alguien no pueda estar tranquilamente en su cocina, en su cuarto de baño, en su habitación hablando con un amigo de política, de los males que aquejan a nuestra viciada sociedad venezolana, sin tener la paranoia persecutoria de que el Gran Hermano Hugo Chávez, desde el noveno anillo del Infierno los vigila, es mucho más que preocupante.

Sólo espero como venezolano, que la juventud nacional y todo aquel que quiera o estime remotamente a su país, emule lo que gallardamente han hecho recientemente turcos y brasileños: salir a la calle a romper. Que ya no nos queda otra contra un régimen tiránico.

“De Javier Montes de Oca”

Los Audios de los Otros, micrófonos ocultos del chavismo

Tal como lo plasmó en esta película alemana de Florian Henckel, el Chavismo ha comenzado a espiar las conversas privadas de opositores comprometidos.

1984-George_Orwell

El escritor británico Orwell en 1948, escribiría uno de mis libros de cabecera: 1984, basado en la demencia colectiva que puede resultar de un régimen totalitario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s